Nadie Puede Vencer a un Maestro Shaolín y Esta Es la Razón

Ser un monje Shaolin significa dedicar tu vida al difícil proceso de perfeccionar el cuerpo y el espíritu. En este camino, tienen que enfrentar muchos retos y someterse a un entrenamiento agotador basado en tradiciones antiguas que no han cambiado durante cientos de años. Los monjes entrenan siete días a la semana para perfeccionar sus habilidades. No es fácil entender su estilo de vida, pero intentaremos hacerlo de todas formas. Entonces, ¿por qué los monjes Shaolin son tan geniales?

Comentarios